Ana Correa: “Hay que dimensionar la actividad y visibilizarla”

El jueves 24 de noviembre se llevó a cabo la 2° Mesa Interuniversitaria Nacional sobre Educación en Contextos de Encierro, allí estuvieron presentes representantes de las diferentes Universidades Nacionales que vienen trabajando sobre la temática.
Entre los participante se contó con la Lic. Ana Correa, reconocida por su trabajo en el Programa Universidad, Sociedad y Cárcel, quien actualmente se desempeña como coordinadora del Observatorio de Prácticas en Derechos Humanos de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
Correa nos contó que el Observatorio de Prácticas en DDHH “es creado por Resolución del Consejo Superior en diciembre de 2010, como resultado de la iniciativa de participantes de los programas de la Secretaría de Extensión Universitaria”; con el objetivo de reunir conocimientos y saberes producidos en la reflexión de las prácticas extensionistas con vistas a incrementar el aporte proactivo al diseño de políticas públicas así como forma de contribuir, comprometidamente, a la construcción de una sociedad más democrática y respetuosa de los Derechos Humanos.

Dos miradas de la Educación
Ana Correa plantea que muchos de los internos ven la posibilidad de estudiar como una forma de ocupar otro espacio dentro de la cárcel “Salimos a estudiar” es una frase común; sin embrago, esta contrasta con los estudiantes que en general que dicen ‘nos encerramos a estudiar’.  Para unos, el proceso de aprendizaje es sinónimo de mayor libertad, para otros, lo contrario.

Al referirse al rol de las Universidades y la Extensión en torno a la Educación en Contextos de Encierro, comentó: “Este tema es relevante, involucrarse en esta problemática demanda decisiones complejas. Hay algunas diferencias de enfoque entre las Universidades clásicas y las más nuevas, con planteos sobre el manejo de procesos que irrumpen lo establecido. Hay que recordar que la lógica carcelaria tiene 3 siglos replicando lo mismo”.

La Coordinadora del Observatorio es co-autora del libro “Significaciones de la educación en la prisión”, en este busca responder al interrogante ¿Qué es lo que motiva a una persona a iniciar una carrera universitaria desde el encierro?. El texto concluye que la educación desarrolla y produce “nuevas potencialidades, aún en penosas circunstancias”, dado que les permite a los internos “la comprensión de un sinnúmero de fenómenos que de otra manera serían ininteligibles para ellos mismos”.

En el marco del XI Congreso Iberoamericano de Extensión, Correa señaló que los pasos a seguir son potencializar el debate teniendo en cuenta las particularidades de este espacio interuniversitario: “Es una política a debatir y recorrer, a pesar de las singularidades, es imprescindible esclarecer y discutir opciones y decisiones. Hay que dimensionar la actividad y visibilizarla”.

No hay comentarios.: