Justicia por Marita Verón y por todas las víctimas de trata

Por PEU-UNQ NO ME CALLO NADA


En la noche del 11 de Diciembre, y después  de diez meses de iniciado el juicio, la Justicia de Tucumán absolvió a los trece acusados por el secuestro y desaparición de Marita Verón, ocurrida el 3 de abril de 2002. Un fallo lamentable y vergonzante, que intenta silenciar, una vez más, el gran negocio de la trata de personas en nuestro país, y que cuenta con la complicidad del poder político y del judicial. Un negocio que día a día y año a año desaparece, ultraja, tortura y esclaviza a miles y miles de mujeres y niños/as a lo largo y ancho de nuestro país. El Juicio dejó al descubierto el horror y la magnitud de la trata de personas.

El fallo, dejó al descubierto la connivencia, la corrupción y la complicidad. Susana Trimarco deja un ejemplo de lucha incansable por recuperar a su hija y a todas las mujeres víctimas de trata. Una lucha que lleva adelante desde hace diez años y que ha sido rodeada por la solidaridad del pueblo, como pudo sentirse con gran intensidad el día después del fallo. Una lucha sin la cual no hubiese sido posible la sanción de la Ley de Trata. Una ley que debe ser modificada este año pero que estuvo a punto de perder estado parlamentario dejando al descubierto que, tampoco desde el poder político, hay voluntad para discutir, de manera urgente, el tema de la trata.

Pero la lucha continúa, hasta que Susana y todas las Susanas recuperen a sus hijas, hasta que Micaela y todas las Micaelas recuperen a sus madres. Hasta que haya una Ley con condenas justas a los proxenetas y con el presupuesto necesario para que pueda ser aplicada completamente. La lucha continúa porque todos los días desaparecen mujeres y niños/as en nuestro país en manos de las redes de trata y porque esas desapariciones tienen responsables materiales y políticos.

Hoy más que nunca debemos acompañar a Susana y a Micaela en esta lucha que representan y que es necesario continuar. Debemos redoblar nuestros esfuerzos en la visibilización de la problemática, llevar adelante acciones que rompan con el silencio y exigir justicia, incansablemente exigir justicia, por Martita y por todas las Maritas.

No hay comentarios.: